Nueve Episodios nacionales de Galdós en el centenario de su muerte

Nueve Episodios nacionales de Galdós en el centenario de su muerte

2020 va a ser un gran año para la obra literaria de Galdós (seleccionamos sus diez mejores novelas), ya que se celebra el primer centenario de su muerte. Ya hay diferentes actividades programadas y seguramente veamos reediciones de sus novelas y obras de teatro fruto de un renovado interés por la pluma del prolífico autor canario.

Entre su amplísima y reputada obra hay una colección de 46 novelas históricas que Galdós llamó Episodios nacionales, y entre los que están algunos de los libros más leídos del autor.

Estas novelas son un viaje por la historia de España desde 1805 hasta 1880, y fueron escritas entre 1872 y 1912. En ellas, Galdós sigue las vivencias de personajes reales e imaginados a través de casi un siglo de acontecimientos. Las historias de sus protagonistas son emocionantes y se entrelazan con naturalidad y maestría con hechos históricos. Y es tan precisa y rigurosa su forma de novelar la historia que Max Aub dijo lo siguiente de los Episodios nacionales:

Perdiérase todo el material histórico de esos años, salvándose la obra de Galdós, no importaría. Ahí está completa, viva, real la vida de la nación durante los cien años que abarcó la garra del autor. Existen, para siempre, sus centenares y centenares de personajes históricos e imaginados, tan ciertos los unos como los otros. (…) Solo los más grandes en el mundo, y sobran dedos para contarlos, consiguieron otro tanto. Y aun más: le dejaría en la gloria novelera de su tiempo mano a mano con Tolstoi, porque, además de dar vida a seres para siempre presentes, supieron sacar a la luz el genio de su patria a través de sus luchas, glorias y desgracias. (…) Galdós ha hecho más por el conocimiento de España por los españoles –por el pueblo español– que todos los historiadores juntos.

Aunque la afirmación de Max Aub es, en buena medida, una exageración, no deja de ser cierto que Galdós trató la historia de manera formidable, y esa forma novelada en que presenta casi todo el siglo XIX hace que sea un modo fascinante para que el gran público entre en contacto con el pasado de España.

Puede que no todos quieran leer los Episodios nacionales al completo, y nadie les culpa, sus 46 partes dan cierto vértigo. Galdós dividió estas novelas históricas en cinco series que agrupan diferentes libros, y cada serie tiene un personaje conductor que ayuda a dar cohesión y a que el lector se enganche. Seleccionamos algunos de los mejores de cada serie.

Primera serie

Diez son los libros que componen la primera serie de los Episodios nacionales de Galdós. Siguen las andanzas, excepto Gerona (el séptimo), de Gabriel de Araceli, un muchacho que evoluciona de joven pícaro a un ingenioso y astuto adulto que comprende el honor, el cumplimiento del deber y el amor por sus congéneres, en medio de los grandes acontecimientos acaecidos en España desde 1805 hasta 1812.

Trafalgar

Probablemente sea el episodio más conocido de todos en la actualidad, y por muy buenas razones. Fue el que dio inicio a la colección y en él se relata la batalla de Trafalgar. Se hace desde los ojos de Gabriel, por entonces un chiquillo de 14 años enrolado en la Santísima Trinidad, buque insignia de la Armada Española.

Su ritmo épico y lo impresionante de la batalla hacen de este libro el mejor punto de partida para adentrarse en los Episodios nacionales. Y es, independientemente de todo esto, una de las mejores novelas históricas escritas en español.

Trafalgar

TrafalgarBenito Pérez GaldósTapa blanda. 184 páginas. Alianza Editorial.Comprar

El 19 de marzo y el 2 de mayo

Tras participar en Trafalgar y presenciar el Proceso de El Escorial, Gabriel de Araceli, en la tercera parte de la primera serie de los Episodios nacionales, vive el Motín de Aranjuez y la revuelta popular del 2 de mayo. Aunque la cadena de acontecimientos históricos en España en estos años es apasionante, este es otro de los episodios con más fama, precisamente porque el telón de fondo es especialmente fascinante. Galdós, además, no se contenta con narrar, sino que deja reflexiones en boca de sus personajes, como esta de Gabriel:

Pasan años y más años; las revoluciones se suceden, hechas en comandita por los grandes hombres y por el vulgo, sin que todo lo demás que existe en medio de estas dos extremidades se tome el trabajo de hacer sentir su existencia.

El 19 de marzo y el 2 de mayo

El 19 de marzo y el 2 de mayoBenito Pérez GaldósTapa blanda. 248 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Bailén

Si la tercera parte de la primera serie despierta interés, la cuarta no lo hace menos. En esta ocasión Gabriel participa en la batalla de Bailén, que supuso la primera derrota en campo abierto del Ejército napoleónico. Una vez más, la narración que Galdós hace de los hechos militares, así como la descripción de personajes como Castaños, desde los ojos del protagonista hacen del libro una lectura fascinante, mérito que lo ha convertido en uno de los Episodios nacionales más leídos.

Parecía tener cincuenta años, y por cierto que me causó sorpresa su rostro, pues yo me lo figuraba con semblante fiero y ceñudo, según a mi entender debía tenerlo todo general en jefe puesto al frente de tan valientes tropas. Muy al contrario, la cara del general Castaños no causaba espanto a nadie, aunque sí respeto, pues los chascarrillos y las ingeniosas ocurrencias que le eran propias las guardaba para las intimidades de su tienda. Montaba airosamente a caballo, y en sus modales y apostura había aquella gracia cortés y urbana, que tan común ha sido en nuestros Césares y Pompeyos.

Bailén

BailénBenito Pérez GaldósTapa blanda. 232 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Segunda serie

Esta segunda parte de los Episodios nacionales también está compuesta por diez libros, que arranca con la Guerra de Independencia española tocando a su fin en 1813 y se extiende hasta 1832. En esta ocasión, el principal protagonista es el liberal Salvador Monsalud, aunque no protagoniza todas las novelas.

El grande oriente

Lejos de los grandes acontecimientos ejemplificados en batallas, El grande oriente, cuarta entrega de la segunda serie, se centra en las tribulaciones que vive el gobierno liberal en 1821. Aquí vemos una España que vive momentos problemáticos tras vencer al francés, que no logra alcanzar la estabilidad y que, dividida, Galdós la retrata a la deriva, perdida.

Tal era la situación política a principios de Marzo. En el Gobierno, debilidad; en el Congreso, confusión; en Palacio, solapadas intrigas, cuyas resultas se verán más adelante. El pueblo, desbordado y sin reconocer ley ni freno alguno, expresaba su voluntad ruidosa y groseramente en los clubs. A fuerza de oír hablar de su soberanía, empezaba a creer que consistía ésta en el uso constante de la iniciativa revolucionaria y en el ejercicio atropellado de la sanción popular en asonadas, violencias y atrocidades sin cuento.

El Grande Oriente

El Grande OrienteBenito Pérez GaldósTapa blanda. 240 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Los cien mil hijos de San Luis

Las duras décadas que siguieron a la victoria contra Napoleón fueron un telón de fondo fascinante para Galdós. En 1823, Fernando VI conspiró para que una invasión francesa pusiera fin al Trienio Liberal y dio paso a la Década Ominosa. En este episodio, Jenara Baraona hace de agente del rey e incluso negocia con los franceses la invasión, y llega a aparecer el vizconde Chateaubriand.

No sé por qué me figuraba al vizconde como una especie de triste Chactas, de tal modo que no podía pensar en él sin traer a la memoria la célebre canción. Pero todo cambió cuando entré en el Ministerio y en el despacho del célebre escritor que llenaba el mundo con su nombre y había divulgado la manía de los bosques de América el sentimentalismo católico y las tristezas quejumbrosas a lo René. Vestía de gran uniforme. Su semblante pálido y hermoso no tenía más defecto que el estudiado desorden de los cabellos, que asemejaban su cabeza a una de esas testas de aldeano en cuya selvática espesura jamás ha entrado el peine. En sus ojos había un mirar tan vivo y penetrante, que me obligaba a bajar los míos.

Los Cien Mil Hijos de San Luis

Los Cien Mil Hijos de San LuisBenito Pérez GaldósTapa blanda. 216 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Tercera serie

Tras casi veinte años de pausa, Galdós retomó los Episodios nacionales, no se sabe del todo cuál fue el motivo. Quizás tuvo que ver con que necesitaba nuevos ingresos, ya que tuvo una mala gestión editorial, y también es posible que el Desastre del 98 le motivara a volver a escribir. Esta serie recoge los acontecimientos que van de la Primera Guerra Carlista a la boda de Isabel II.

En esta tercera serie Galdós volvió a firmar diez episodios y de nuevo hay un personaje principal, Fernando Calpena. De todos modos, el autor varía mucho más en estos libros, va más allá de la narración en primera persona y vemos tercera persona, monólogos, novela epistolar o diarios. Los años no habían pasado en balde y la pluma de Galdós había madurado.

Mendizábal

Las desamortizaciones de Mendizábal son uno de esos episodios que todo el mundo da en historia en el instituto, por la sencilla razón de que no se entiende el siglo XIX español sin las desamortizaciones más importantes del país.

Galdós dedicó, inteligentemente, uno de sus Episodios nacionales (el segundo de esta serie) a este momento, en uno de los libros más exitosos que escribió fuera de las dos primeras series. Aquí, Fernando Calpena y una serie de interesantes secundarios se mueven por los entresijos de estas desamortizaciones, y el protagonista incluso se encuentra con Mendizábal.

Grande fue la emoción del joven al atravesar el pasillo, al levantar la cortina y ver el hueco de la estancia… a Mendizábal no le veía. Quedose en la puerta hasta oír la palabra adelante, dicha con enérgica entonación. Estaba el grande hombre sentado, y se inclinaba para sacar papeles de la gaveta más baja de su mesa ministerial. Al incorporarse, presentó a la admiración y al respeto de Calpena su hermoso busto, el rostro grave de correctísimas facciones, el rizado cabello, las patillas tan bien encajadas en los cuellos blancos, y estos en el lioso tafetán de la negra corbata reluciente, las altas solapas de la levita, y por fin, al ponerse en pie, esta en toda su longitud, ceñida y al propio tiempo holgada.

Mendizábal

MendizábalBenito Pérez GaldósTapa blanda. 264 páginas. Alianza Editorial.Comprar

La campaña de Maestrazgo

En este episodio Galdós deja de lado a Calpena y sigue las andanzas de Beltrán de Urdaneta, un noble aragonés. El foco histórico está en la guerra carlista, en concreto en los enfrentamientos entre las tropas del general Cabrera y las del cristino Maestrazgo. Con su habitual facilidad para la narración bélica, Galdós consigue atrapar al lector y transmitir la desoladora realidad de la época.

No habrá ya paz en la tierra de España. ¿Sabe usted lo que dijo Cabrera cuando supo la muerte de su madre? Mirando a las cumbres que cercan a Valderrobles, dijo que la sangre subiría hasta las cimas más altas. Y va subiendo, va subiendo… Para no cansar a usted, Sr. Don Beltrán, le diré que mis campañas desde entonces no han sido más que una cacería infatigable. En multitud de encuentros me he visto, todos encarnizados: estuve en las acciones de La Jana y de Toga, al mando de Buil; allí tuvimos la suerte de derrotar al Serrador. En Ulldecona, cuando Iriarte dio una tremenda paliza al Organista y a Llangostera, también tuve la honra de encontrarme. Marchas penosas, hambres y trabajos mil he pasado; peleando sin cesar, no veo que el aspecto de la guerra cambie. Siempre es lo mismo: las ventajas de hoy son el descalabro de mañana. Si una columna vence aquí, otra sucumbe dos leguas más allá. Se les echa de un valle, y aparecen en otro. Creyérase que salen de debajo de las piedras, y que la sangre de tantas víctimas, caliente y rabiosa, aun después de derramada, engendra facciosos en los bosques, en los charcos de los barrancos, en los escombros de las masadas destruidas. Esto no es guerra, digo yo: es un duelo feroz, nunca suspendido.

La campaña del Maestrazgo

La campaña del MaestrazgoBenito Pérez GaldósTapa blanda. 232 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Cuarta serie

Galdós continuó los Episodios nacionales con una nueva serie de diez partes que va desde los años finales del reinado de Isabel II hasta el triunfo de la Revolución de 1868 (la Gloriosa). En esta ocasión, el personaje que hila cada novela es José García Fajardo, un señorito de Alta Alcarria.

Aita Tettauen

Este es uno de los Episodios nacionales (el sexto de esta serie) más interesantes escritos por Galdós, y él mismo reconoció que le resultó muy difícil por lo complejo del telón de fondo, ni más ni menos que la Primera Guerra de Marruecos. Para documentarse mejor, el autor viajó a Tánger y Tetuán, y el resultado de todo su trabajo se tradujo en uno de sus mejores episodios.

A pesar de la victoria final española, la campaña fue dura y dejó un reguero de muertos en ambos bandos. Algunos, como Francisco Márquez Villanueva, entienden Aita Tettauen casi como un alegato pacifista que retrata las guerras como irracionales. No es de extrañar que, tras tantas guerras vividas en tiempos de Galdós, algunas de ellas fratricidas, el autor llegara a tener esta mirada pesimista de la guerra.

Aita Tettauen

Aita TettauenBenito Pérez GaldósTapa blanda. 256 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Quinta serie

Esta última serie de los Episodios nacionales está inconclusa y formada por seis libros. En ellos Galdós recorre los acontecimientos desde la Revolución Gloriosa hasta el año 1880, no obstante, tenía planeado llegar hasta los primeros años de la Restauración con el cambio de siglo.

Los tiempos cambiaban y con ellos las formas literarias y la pluma de Galdós. Estamos aquí ante unas novelas con un tono más irónico, sarcástico e incluso esperpéntico y son, en cierta medida, biográficos. De hecho el personaje estrella de estos libros, Tito Liviano, parece ser un alter ego del propio Galdós, acompañado muchas veces por Mariclío, una personificación de Clío, la musa de la Historia.

La Primera República

En este episodio (el cuarto de esta serie) Galdós se centra en el año 1873. En la novela aparecen desde la partida de Amadeo de Saboya hasta las insurrecciones de carlistas y cantonalistas, pasando por las diferentes crisis ministeriales del gobierno.

Aquí aparecen Tito Liviano y Mariclío, con los que Galdós juega para hablar del concepto unamuniano de la intrahistoria, «Desea Mariclío que te apliques a la Historia interna, arte y ciencia de la vida, norma y dechado de las pasiones humanas», alejándose de esta forma de la historia de los grandes acontecimientos. Está, sin duda, muy lejos de las primeras novelas históricas que publicó, pero precisamente por eso es un episodio que merece mucho la pena para cerrar el ciclo histórico galdosiano.

La Primera República

La Primera RepúblicaBenito Pérez GaldósTapa blanda. 240 páginas. Alianza Editorial.Comprar

Artículos relacionados
Utilizamos cookies para realizar tareas de análisis y mejorar la navegación. Más información.